Nación Pix asistió al preestreno de Alien: Covenant, y ahora te contamos lo más importante sobre la nueva película de Ridley Scott (SIN SPOILERS).

Aún recuerdo la década de los 80’s con especial cariño, aquellos tiempos en que las películas de terror estaban en auge con producciones clasificadas tipo B, el metal llegaba como un nuevo género musical y América conocía el NES. Personalmente, en cuestión cinematográfica observaba en su mayoría las retransmisiones por televisión, títulos que llegaban a mí años después de los estrenos en cine. Gran cantidad de estos filmes hablaban de asesinos seriales, con poca diversidad y casi ninguna referencia a lo sobrenatural, más allá de los clásicos como La Mancha Voraz (The Blob)  o una de mis favoritas de John Carpenter, que en su momento nadie valoró hasta años despues: La cosa del otro mundo (The Thing).

No fue hasta Alien, que en México se presentó como Alien: el octavo pasajero, que tuve la oportunidad de experimentar un filme diferente. Vista en su formato casero desde una flamante Betamax, el centro ideal de entretenimiento en los hogares en ese entonces, esta película dirigida por Ridley Scott fue toda una sorpresa y curiosamente me causó miedo, incluso tuve pesadillas, aunque no era un filme de terror, más bien se dirigía a los terrenos de supenso y sci-fi. Sin embargo, el diseño de la criatura no dejaba de causarme una aterradora sensación (creada por el pintor y escultor H.R. Giger), así como la manera en que iba cazando a los tripulantes en el Nostromo (la nave donde viajaban), estas secuencias me dejaron un grata experiencia y sirvieron como precedente de lo que significaba combinar ciencia ficción, suspenso y terror.

Con el pasar de los años la saga tuvo continuidad y spin offs, los cuales no fueron igual de exitosos como la primera y la segunda parte, pero siempre cumplían con dejar en vilo al fiel espectador.

Durante 2012 se lanzó una película que en un principio se pensaba sería alguna secuela directa de las anteriores, sin embargo Ridley Scott mencionó que no sería así, lo cual generó más curiosidad sobre el proyecto. Dicha película se sitúa años antes de los eventos de la primera película de Alien: el octavo pasajero y nos pone en los zapatos de la tripulación a cargo de la nave Prometheus, el mismo nombre que tomó la película. El argumento es sencillo: la búsqueda de los orígenes de la humanidad. Prometheus no reparó en gastos, superando por mucho a las anteriores con un presupuesto de 120 a 130 millones de dólares. Esta película fue recibida de manera positiva y recibió algunos premios, además de recaudar cerca de 403 millones de dólares en todo el mundo, sin embargo, una de las mayores críticas fue que tenía vastos huecos argumentales.

No obstante, derivado del éxito obtenido, durante 2014 se anunció la puesta en marcha de una secuela, con el nombre tentativo de Alien: Paradise Lost, nombre que cambió finalmente a Alien: Covenant.

Alien: Covenant se estrena el próximo 12 de mayo en todas las salas de cine en México, y por suerte tuvimos la oportunidad de ser invitados al preestreno de esta esperada película. Aquí te contamos nuestra opinión acerca de ella, SIN SPOILERS, sólo te proporcionaremos información ya dada por 20th Century Fox en la sinopsis.

¡Comenzamos!

La película nos sitúa años después de la conclusión de Prometheus, en Covenant un equipo colonizador va en búsqueda de un nuevo planeta, sin embargo derivado de ciertas circunstancias se ven forzados a cambiar el rumbo.

¿Esto es Alien o secuela de Prometheus?

Notarás las similitudes desde el inicio, pues Covenant tiene una tripulación similar a la película de Alien, es decir, el capitán, el mecánico, el médico, en fin una serie de especialistas, además del típico androide. Ridley Scott desde los primeros minutos trata de ponernos en los zapatos de estos exploradores y que entendamos la cercanía entre ellos, verlos como una familia en búsqueda de la prosperidad de la humanidad fuera de la Tierra. La ambientación te será muy familiar si ya viste Prometheus: enormes parajes desolados y espacios cerrados protagonistas de momentos de tensión, buena iluminación y efectos de acercamiento de cámara que te harán sentir dentro de un nuevo planeta.

Aunque seguro te preguntarás ¿es una nueva película de Alien o no? Pues… sí y no, es un poco de ambas. Al situarse después de Prometheus funciona como una secuela directa de ésta, no obstante, al mismo tiempo es una nueva entrada enfocada en el ser que conocimos en Alien: el octavo pasajero.

Misterios y más misterios…

Sin lugar a dudas un tema fuerte, visto desde Prometheus, fue el significado y el propósito de la humanidad dentro del vasto universo. Ridley Scott ha sabido plasmar esta problemática en cada uno de los filmes de la saga, y con Alien: Covenant llegarán bastantes respuestas a estos cuestionamientos. Esta información es probable que nos ayude a comprender la próxima película de Alien, pues ya se ha confirmado que serán 3 en total. Evidentemente no todo es explicado y resuelto en Covenant, así que quizá no la disfrutes tanto si es tu primer acercamiento al mundo de Alien o te has perdido de su antecesora, Prometheus.

Reparto con experiencia

Sin duda un buen reparto es algo clave para que una película pueda brillar o ser un fracaso, y este caso no es la excepción. Covenant presenta el regreso de Michael Fassbender, quien interpreta al Androide; también se incluye un nuevo rostro para el drama con Katherine Waterson, quien encarna a la experta en terraformación y es la esposa del capitán de la nave. Las actuaciones son adecuadas, sin embargo, una de las mejores es la de Fassbender, probablemente derivada de la experiencia previa en Prometheus. Además, puede que no lo sepas aún, pero Demián Bichir también forma parte del reparto como el Sargento Lope, y sin duda podrás ver un gran crecimiento en él como actor.

El apartado de sonido es bastante bueno y presenta algunas reminiscencias a Alien, el Regreso, la música fue compuesta por Jed Kurzel quien ha trabajado en proyectos como Assassin’s CreedThe BabadookMacbeth, y The Snowtown Murders.

En conclusión Alien: Covenant es una buena película que intenta ser un híbrido entre lo mostrado en Prometheus y Alien: el octavo pasajero, quizá esta naturaleza híbrida resulte en ciertas imperfecciones; por ejemplo, no es recomendable verla sin tener cierta referencia de su antecesora, ya que sin esta información te puedes llegar a confundir de algún modo.

No es una película de terror, a diferencia de la primera entrega de la saga, no te hará saltar de tu asiento pues en realidad ese no es su objetivo. Covenant nos lleva por el camino del suspenso, agregándole algunos toques de sci-fi, mientras nos explica un poco más del origen de los xenomorphos. 

Si eres un apasionado fan del mundo cinematográfico de Alien definitivamente debes verla, aunque si te da curiosidad pero no conoces nada de este universo, una visita rápida a una reseña de Prometheus te dará las armas para no llegar en blanco.

Finalmente, agradecemos a Neffos, la línea de smartphones de TP-Link, el principal proveedor global de productos de redes para consumo y oficina, quienes mantienen una alianza de patrocinio con 20TH CENTURY FOX por esta agradable invitación a este evento.

Leave a Comment